Perita

La que espera, espera despierta, es pera buena y es
pera limonera.
Si se pone a cuatro patas, nunca desespera.

Pero cuando menos se lo espera,
o cuando menos se es pera,
le cuelgan las peras
y se la meten entera.
De verdad, de veras.

Las hay reloj de arena,
y las hay peras.
Las hay que saben que el tiempo
a nadie espera.
Y todos saben que las peras
se ponen pochas,
si para comértelas
mucho esperas
(a que estén buenas)

 

Imagen vista en Instagram @love.watts, by @kolyoumdz

Autor: Antropoploga

Antropóloga, aprendiz, emprendedora y escritora... me va la ironía, la crítica y la reflexión. El pensamiento único y yo no nos llevamos bien; tan pronto detecto un dogma, se me vienen falacias a la cabeza, y luego falos. Un sinvivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *